sábado, 4 de octubre de 2008

Frente a un mezquino, una señora


Puede que el rencor no sea el mejor arma de los políticos, tampoco lo es la intolerancia y el ensañamiento al honor de una persona por muy diferente que sea y piense a nosotros.

El camino en la política no es la libertad, es que la libertad es el único camino en la política y también en la vida, junto con otros principios como la lealtad, el ser fiel a unos valores y a respetar a la persona que se tiene enfrente para poder respetarse primero a uno mismo.
Pero como todo en la vida, hay gente que se aprovecha de las oportunidades que otros les han dado sin tenerlo en cuenta.

En este vídeo se demuestra la falta de consideración de un sinvergüenza que se dirige en un tono muy despectivo hacia una legítima representante de los ciudadanos como lo es la diputada Rosa Díez, echándole en cara y mofándose 7 años después que no la había apoyado para ser la Secretaria General del Psoe.

No me gustan los políticos desertores, ni los mentirosos, ni los intransigentes, tampoco los que sólo van a su interés, más bien, me gusta la gente coherente, la que si ante sus principios, sus planteamientos, siente que se está traficando con sus ideas opta por la decisión más difícil, no seguir en una posición cómoda y enfrentarse contra aquellos que un día defendieron sus mismos ideales, pero que poco les importan.

A base de palos, pero bien recibidos, se puede aprender mucho de las personas y de las situaciones hasta un final sencillo.

Esto sirve para todas las personas de todos los partidos políticos, a las que les gusta defenestrar o vetar a compañeros por considerarlos incómodos, y los que sólo se representan a sí mismos y a nadie más.

Cuando una histórica del PSOE como Rosa Díez o legendarios como Maragall deciden abandonar un barco que está en proceso de hundimiento porque no están dispuestos a seguir la política de la traición y de "si en allí digo pío, en el despacho me limito a deshacer" es un hecho que les honra y merece mi consideración, por el mero y sencillo acto de ser fieles a sí mismos y no a un proyecto a la deriva y sin rumbo.

9 comentarios:

Libertad dijo...

"la falta de consideración de un sinvergüenza" reflexion de un "teórico" democrata (por Cubela).

"No me gustan los políticos desertores, ni los mentirosos, ni los intransigentes..." excepto en lo de político (gracias a dios) tú lo tienes todo.

consejo: Sigue así (por favor), para que nadie te siga.

Miguel A. dijo...

De puta madre ahí los dos bull-dogs. ¿A santo de qué viene explicar ahí que tuvo que decidir entre usted y otro? Manda huevos...

Un saludo

jorge couto dijo...

primero decir que cuanta hipocresia hay en el parido socialista sinceramente si rosa diez fuera numero uno del partido socialista este a mi pesar ganaria muchos votos.

y segundo decir qu que falta de democracia del señor guerra al no dejar turno de replica despues de que el hablara, en un tono arrogante y despectivo dijo "que no, no le doy la palabra"

Jorge Cubela dijo...

Me encanta la IP del primer comentario, uno de mis mayores fans ;)

Suerte amigo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

La izquierda española ha tenido la habilidad- y la derecha la torpeza de consentirlo- de hacer creer al común de la gente que todo aquel que se oponía al régimen de Franco, luchaba por la democracia. Nada más lejos de la realidad, porque, salvo honrosas excepciones, la gran mayoría lo que buscaba es sustituir una dictadura por otra. Cuando vamos a tener que pagar de nuestros bolsillos también a las personas “fallecidas en defensa de la democracia o que hubiesen sufrido lesiones incapacitantes antes y durante la Transición”, no está de más hacer un somero repaso para recordar quienes eran en realidad algunos de esos supuestos luchadores por la democracia.

Los sacrificados demócratas del Frente Popular.

Tras la guerra civil, pese a que los principales partidos del Frente Popular, es decir PSOE y PCE, habían estado abiertamente alineados con la URSS de Stalín y buscaban instaurar un régimen marxista revolucionario en España, se transmitió la falacia de que en España el conflicto ideológico enfrentaba a los fascismos ascendentes de aquella época y la democracia. Toda simplificación es errónea, pero en todo caso el escenario bélico español, si representa un enfrentamiento es el del comunismo y el marxismo contra el conservadurismo y el fascismo, si se quiere. La cruda realidad es que los ideales democráticos no tuvieron mucha cabida en ninguno de los dos bandos.

Ya nos explicaran los “desmemoriados históricos”, qué clase de ideales democráticos defendían los socialistas de Prieto asesinando al líder de la oposición, Calvo Sotelo; el sistema de libertades que representan las fosas comunes de Carrillo en Paracuellos de Jarama; el escrupuloso respeto por los derechos de los ciudadanos que protegía el socialista García Atadell y sus Milicias Populares de Investigación; las avanzadas medidas democráticas del gobierno del Frente Popular cambiando en Madrid el nombre de la Calle Alcalá por el de la Avd. de la URSS y colgando un retrato gigante de Stalin en la Puerta de Alcalá; o el talante democrático del mismo Negrín autorizando al NKVD secuestrar y torturar hasta la muerte a Andreu Nin. Estos, por sólo poner unos de los ejemplos más conocidos de los miles de actuaciones antidemocráticas que cometió el bando republicano/rojo antes y durante la guerra.

Los heroicos demócratas del maquis.

Otro tanto sucede con los maquis, sujetos siempre a la disciplina stalinista y los dictados el PCE y dedicados en muchas ocasiones al más puro bandolerismo. En el mejor de los casos buscaban derribar la dictadura franquista para imponer la dictadura del proletariado, en el peor, degeneraron en lo que no eran más que simples bandas de delincuentes comunes dedicados a asesinar, atracar y violar.

Mucho tendrían que esforzase para explicarnos el intríngulis democrático del maquis comunista dedicado en Francia a perseguir a los republicanos españoles no stalinistas. Pero en España, quienes ensalzan a estos luchadores antifranquistas, bien podrían ilustrarnos sobre la diferencia democrática entre asesinar el 11-M a casi 200 personas volando trenes en la estación de Atocha y asesinar en 1946 a 40 personas haciendo descarrilar un tren. Porque los heroicos maquis sirvieron de antecedente a los terroristas islámicos y volaron en 1946 los raíles de la vía férrea entre las estaciones de Guamers y Mora la Nueva (cerca de Liria) lo que produjo el descarrilamiento del tren y su caída por el barranco “Ull de Asmá” matando a cuarenta personas e hiriendo a más de cien. No se crean, los maquis siempre fueron unos adelantados a su tiempo, el 29 de octubre de 1947 hicieron estallar una bomba en Gúdar en el domicilio del alcalde, al que mataron, y en la Casa Cuartel de la Guardia Civil, asesinando a varios guardias civiles y a sus mujeres. Qué ejemplo democrático para ETA ¿verdad?

Bien merecería también una explicación democrática el asesinato del labrador D. Francisco Lucio y su hijo, vecinos de Varea de la Dehesa (Cuenca, limítrofe con Valencia), que fueron atados a un árbol y utilizados como diana, o la del Juez de paz de Domeño, Sr. Guzmán y de tres de sus hijos cuando estaban trabajando en el campo. Los maquis asesinaron a 953 personas, cometieron 5.962 atracos y otros 8.269 actos violentos entre expoliaciones, violaciones, robos y secuestros. En sus enfrentamientos con ellos la Guardia Civil tuvo 257 muertos y 370 heridos, la Policia Armada 12 muertos y el Ejército, 27 muertos. Los maquis tuvieron 2.173 muertos y 467 fueron hechos prisioneros. ¿Y es a estos terroristas y facinerosos a los que vamos a pagar una indemnización por su lucha contra el franquismo, que no por la democracia?

¿Y la transición?

Durante los años 1973 a 77 son numerosos los grupos antifranquistas, que poco tienen que ver con la democracia y mucho con la agitación radical marxista. Grupos que se opusieron a la transición pacífica porque deseaban una ruptura violenta y un ajuste de cuentas. Diversas facciones del Partido Comunista de España, Oposición Sindical Obrera, Unión Popular del Campo (UPC)Unión Popular de Mujeres (UPM) Federación Universitaria Democrática Española (FUDE) Federación de Estudiantes de Enseñanza Media (FEDEM) Unión Popular de Artistas (UPA) Juventud Comunista de España (marxista-leninista) Unión Socialista Española (USE) Fracción marxista-leninista del Movimiento Comunista de España (MCE), Nova Germania (antiguo Moviment Democràtic del Poble Valencià), anarquistas o separatistas cuyos militantes muchas veces acuden a la violencia como argumento político. Algunos de ellos van allá organizándose en grupos terroristas, el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), o uniéndose a bandas ya organizadas como los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) o ETA, Terra Iure etc. etc.

De nuevo este tipo de gente nada tiene que ver con la defensa de ideales democráticos, y sin embargo la izquierda va a conseguir hacerlos pasar por luchadores por la libertad. ¿Cuándo la derecha se va a atrever a proclamar que no todo aquel que estaba en contra de Franco y era de izquierdas estaba a favor de la democracia?

Anónimo dijo...

José M M
Una muestra más de hasta que punto llega el escarnio parlamentario. Un partido como UPyD con más votos que por ejemplo CiU o PNV es, su representante, humillada de forma pública y como complices indirectos los que tienen que velar por el transcurso normal de los debates, sin que en ningún momento se hagan alusiones de carácter personal que seguramente no eran el objeto de esa Comisión parlamentaria.

Anónimo dijo...

No quieren saber nada del PP. No tienen el más mínimo interés en llegar a acuerdo alguno con el principal partido de la oposición. Como ya ocurriera en la pasada legislatura, Rodríguez le hace ascos a Rajoy. El problema es que no puede escenificarlo, ni decirlo, ni siquiera parecerlo, y en vista de eso le ha encargado al Minidemócrata que haga las veces de sembrador de cizaña e inquisidor de la derecha. Al Minidemócrata, que eso le encanta, enseguida se le va la fuerza por la boca y suelta de todo lo que se le ocurre, aunque sea la mayor sandez que uno pueda imaginar, pero cuando se encarga a un lelo que vaya de listo, ya se sabe lo que pasa. El Minidemócrata, apelativo con el que lo calificó ayer el portavoz del PP, Esteban González Pons, muy acertadamente, se dedica con esmero a la única labor en la que brilla: esparcir la mierda. La verdad, resulta un insulto a la inteligencia que alguien como él forme parte de los asalariados de este país, sobre todo cuando, aunque él niegue la mayor e insista en que los españoles viven cojonudamente, hay millones de personas en las listas del paro que le dan mil vueltas y harían su trabajo con mayor dignidad.



Al Minidemócrata le dicen que insulte, y el insulta con especial dedicación. Al Minidemócrata le dicen que eche leña al fuego de la crispación, y lanza todas las diatribas de las que es capaz contra el PP. Al Minidemócrata le piden que ponga palos en las ruedas de la bicicleta del encuentro Rodríguez-Rajoy, y el va y empieza a decir todas las sandeces que se le ocurren e, incluso, acaba escupiendo vituperios intolerables. ¿Cómo puede decir alguien con un mínimo sentido común y uso de razón, que “a Rajoy le importa un bledo que se derribe el edificio financiero, con tal de quedarse él con el solar”? Miren ustedes, la confrontación política tiene unos límites, y el Minidemócrata los ha superado todos. Esto no pasaría, por supuesto, si el Minidemócrata tuviera el más mínimo respeto por la democracia a la que dice representar como diputado, pero lo cierto es que lo único que representa el Minidemócrata es a sí mismo y a una clase política, la que nos gobierna, que se caracteriza por su sectarismo, su radicalidad y su absoluto desprecio por las reglas más elementales de la democracia.



Claro que, esto es lo grave, el Minidemócrata no actúa por iniciativa propia –no sabe lo que es eso salvo para construirse casas ilegales-, sino que lo hace por extensión de los deseos de su jefe, Rodríguez, quien en el fondo cuando saca al Minidemócrata de paseo lo que hace es burlarse de los españoles y de la situación dramática que están atravesando con la crisis. Rodríguez, insisto, no quiere saber nada de Rajoy. Lo que nadie entiende es para que le ha invitado a reunirse, si luego se dedica a verter sobre él toda clase de improperios, sandeces y falsedades que salen de la boca sucia del Minidemócrata. El Minidemócrata es como un pitbull desdentado, como una serpiente añeja y macilenta, que sin embargo guardan, el primero su mala leche, y la segunda su veneno, para esas ocasiones en las que su jefe le pide que haga el trabajo sucio. Este país, perdónenme que lo diga así de claro, no se merece tener este Gobierno de incompetentes y deslenguados que nos están llevando al desastre.



Esto no es serio. Ya está bien de tomar el pelo a los ciudadanos y de echarle la culpa al PP de una crisis de la que el único responsable es este Gobierno inoperante y vacuo. No tiene sentido que Rodríguez llame a Rajoy para hablar de la situación, y al mismo tiempo lance a sus dóbermans –el Minidemócrata y la Joya del Nilo- a insultar al PP y a exigirle que ponga de su parte para salir de la crisis.... Pero, ¡oigan! ¿No había ganado las elecciones Rodríguez? No le faltaba razón ayer a González Pons cuando denunciaba eso, que el programa que había ganado las elecciones era el del PSOE, no el del PP, y es al PSOE al que hay que pedirle cuentas, no a los chicos de Génova 13 que, en todo caso, están haciendo lo que los más de diez millones de votantes que tienen sus siglas quieren que hagan: oposición. Y hacer oposición no siempre es grato, ni para el que la hace, ni para el que la recibe, pero esas son las reglas del juego democrático mal que les pese al Minidemócrata, a la Joya del Nilo y al falso de su jefe. Lo que a ellos les gustaría es que la oposición fuera sumisa y complaciente, como la UGT, pero por suerte para este país, con sus errores –que serán muchos, seguro-, si hay algo que Rajoy y el PP tienen claro es cual debe ser su papel en este momento.

Anónimo dijo...

Mario Cubela López:

MUY BUENAS NOCHES,en mi opinión esta actitud difamatoria por parte del partido socialista solo demuestra desesperadas salidas ante lo que ya esta pronosticado para los tiempos venideros, crisis-perder elecciones generales(pues los entendidos dicen q la recesión de ZP va a durar algo mas de un año, por no decir toda la legislatura), una politica incorrecta del terrorismo llevabada a cabo por parte de zP(con todos mis respetos hacia su persona, q no dudo q fuese por el bien de España)etc etc...hay gente q la crisis es un invento del PP, en mi caso tengo dos hermanas trabajan en bnaca en madrid y creedme q la realidad q cuentan es otra...boom inmobiliario en la epoca de aznar, herencia sueldos mileuristas...si todo eso tuvo la culpa xq no se detuvo en la era ZP?, po favor no nos engañemos...este señor tene la virtud de decir PINTO y convencer a la gente de q es BALDEMORO, porque decir q la crisis es culp de EEUU...en fin...

estudio I.C.C.P. y desd el pnto de vista economico no puedo opinar en tecnicismos, pero desd el punto de vista de las empresas de construccion si q nos cuentan bastante en la escuela, y la cosa esta muy mal...suspension de pagos etc... cosas q zp nego q ocurririan...