sábado, 20 de junio de 2009

Gobernar... Pactar

En estos duros días de exámenes no desaprovecho la ocasión para tener un libro de política o historia encima de mi mesita.
Últimamente no leía mucho sobre lo que tuviera que ver con Aznar, así que he recuperado una vieja lectura que habla sobre los años previos a la conquista de la Moncloa, la primera legislatura y la caída del gobierno popular en el 14m.

Y es esta lectura la que me está permitiendo deducir ciertas comparaciones en ese camino a la conquista del centro entre aquellos años de Aznar y el presente de Rajoy.
Incluso las circunstancias económicas actuales eran muy parecidas a las del período anterior al 96.

Se vuelve a hablar estos días de los Pactos del Majestic.

Vuelven los guiños entre el PP y CIU.

E igual que se vuelve a hablar de estos pactos, también vuelven los detractores del marianismo que reina en Génova para buscar una mísera escusa y poder criticar a la actual dirección popular con la misiva de una futurible reeditación de los pactos del Majestic que permitieron al PP y a CIU llegar a importantes acuerdos.

Yo que nunca simpaticé con el nacionalismo, sí con los movimientos regionalistas o galleguistas, no veo con malos ojos un pacto para un cambio de turno en la Moncloa con los nacionalistas, a más necesidad de los españoles y de sus bolsillos, teniendo en cuenta también que en términos económicos Ciu y PP es lo mismo. Además he de decir que tengo a Duran i LLeida por uno de mis referentes políticos.
Y no estoy confundido ni de partido ni de ideario político por este apoyo, que se podría dar tanto en Cataluña como en España.

Está comprobado que el PP que pacta con los nacionalistas tiene posteriores arrasos electorales... Aznar después del 96 tuvo un fortísimo tirón en las comunidades con presencia nacionalista como Galicia (el mejor resultado electoral del PPdeG fue cosechado en el 2000), Cataluña y el País Vasco, consiguiendo la friolera de 182 diputados en el 2000 (no por este motivo, pero creo que sí ayudó mucho a hacer de Aznar un político tolerante, dialogante y gestor que lo caracterizaron aquellos primeros años de gobierno...).

La gente se cansa de crispación y debates alejados de lo que verdaderamente es la política.

Los que creemos en la política también creemos en el entendimiento, no a cualquier precio como Zapatero con ERC, pero sí como aquel entendimiento que dio paso al Pacto del Majestic.

El Congreso de Valencia que algunos se fueron a celebrar este fin de semana sirvió para iniciar un nuevo rumbo en la conquista política de España y creo que además ayudó mucho para el cambio en Galicia.

Si destacados militantes del PP como Vidal Quadras quieren cambiar las cosas, el PP deberá pactar, a no ser que quieran que España se derrumbe en un crak económico.

No lo pido yo, es que es de necesidad nacional echar a Zapatero, a los Aído y las Magdalena Álvarez...

1 comentario:

Miguel A. dijo...

Durán i Lleida es un político excelente. Más de derechas que todo el PP junto. Y en economía tiene mucho más valor que Rajoy con sus propuestas; las de CiU son REALMENTE liberales. Las "nuestras", pro-intervención.

http://tenemosquedecirlo.blogspot.com/2009/05/es-que-duran-i-lleida-es-de-derechas.html