martes, 13 de marzo de 2012

La Diputación impulsa un campo de tiro olímpico "referente en el norte peninsular"

COTOBADE Faro de Vigo

El Campo de Tiro Olímpico de Cotobade podría entrar en funcionamiento a finales de este mismo año, según anunció ayer el presidente de la Diputación,Rafael Louzán, al alcalde, Jorge Cubela, durante una visita realizada al lugar de Pe de Múa --parroquia de Borela-- donde está previsto construir estas instalaciones.

El presidente de la Comunidad de Montes, José Portela Leirós, anterior decano del Colegio de Procuradores de Pontevedra, informó del estado actual de tramitación de este campo, que "sólo está pendiente de los permisos correspondientes de Medio Rural y Medio Ambiente", por lo que se calcula que en verano podrían iniciarse las obras.
Tanto Louzán como Cubela coincidieron en señalar que la puesta en marcha de este campo de tiro olímpico, "único en el noroeste peninsular", será un "verdadero motor económico y dinamizador del Ayuntamiento de Cotobade y de los municipios vecinos".

"Será un atractivo espectacular para esta zona", ha manifestado el presidente provincial, un "revulsivo" económico que atraerá a los aficionados a esta disciplina deportiva, así como otras tales como el tiro con arco, tiro al plato. Incluso las instalaciones contarán con un "simulador de caza de alta tecnología" e incluirá un local social.

El campo de tiro ocupará una superficie de 22 hectáreas y "tendrá unas características que lo convierten en único en Galicia", como el hecho de estar preparado para acoger competiciones y prácticas de tiro de precisión en 300 metros, para lo cual existen muy pocas instalaciones en España, algo que, en palabras de Jorge Cubela "va a permitir competir con otros campos de tiro de España para poder atraer competiciones nacionales e internacionales".

El proyecto supondrá una inversión aproximada de 300.000 euros y contará con el apoyo de la Diputación, que se encargará también del acondicionamiento de los terrenos con maquinaria propia.

Louzán ha defendido el proyecto del campo de tiro de Cotobade como una "alternativa seria, firme y viable" al campo pontevedrés de Cernadiñas Novas, que presenta desde hace años problemas jurídicos para su ampliación y de discrepancias con la comunidad de montes en los terrenos en los que se asienta.