martes, 20 de enero de 2009

Cumplir y hacer cumplir la Constitución


Art.2 "La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas...


Art.4.2 "Los Estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales.


Con la ley en la mano apoyo sin fisuras y sin prejuicios la iniciativa que sigue promoviendo Albert Rivera, Presidente de Ciutadans de Catalunya, para que la bandera española ondee en todos los ayuntamientos del Estado tras el dictamen del Tribunal Supremo a que la bandera española ondee -con carácter permanente- en todos los edificios públicos.


Alabo y me quito el sombrero ante esta iniciativa de los catalanes, tan españoles como los madrileños, andaluces o gallegos... Me sorprende la falta de higiene democrática en todos aquellos políticos que defienden la no colocación del símbolo que nos identifica como lo que somos, españoles, ya que se tardaron muchos años en nuestro país, cuarenta, en verse reconocidas las banderas autonómicas, pues ahora sucede el caso contrario, es la española la que no se permite en algunos lugares. Al igual que la mayoría de las personas reclamaron la legalidad de las banderas autonómicas durante el franquismo, yo defiendo que se cumpla ahora también la legalidad constitucional, a la que le debemos el reconocimiento oficial de nuestros símbolos regionales o autonómicos.


El Estado constitucional nació en 1978 de un acuerdo libre entre todos los hombres que decidieron a través de referendum la vida en común en España, y repito, se decidió a través de referemdun, es decir, de manera democrática. España es una nación no porque lo decidieran los Reyes Católicos en el s.xv, que también, sino porque los ciudadanos que la componían así lo decidieron como bien expone el Preámbulo.


Es por parte de los nacionalistas injusto y hasta retrogada ponerse a la misma altura que Franco, que no dejaba la colocación de las autonómicas, al no permitir la colocación de nuestra bandera común. Es un error histórico no permitirlo y hasta antidemocrático, por no decir YA ILEGAL. Podrán defender la separación de España de manera democrática, pero nunca podrán defender que no se cumpla la ley. Los españoles tardamos muchos años en ver reconocidos y garantizados nuestros derechos inalienables como la libertad, la vida o la igualdad, y esto es amparado por la Constitución, no caigan en el error de no defender lo que ha permitido que seamos iguales ante la ley, que no se abuse de nuestras vidas o que no vivamos sometidos a la arbitrariedad como en toda nuestra historia anterior.


La Constitución es el Contrato Social de los españoles con nuestros gobernantes, que son elegidos para asegurar nuestros derechos, y cuando estos derechos no son garantizados el pueblo tiene el justo derecho a reclamarlos, es un orgullo que por parte de un partido autonomista -no nacionalista- se lleven a cabo este tipo de iniciativas, bien por Ciutadans, bien por los catalanes y bien por Cataluña.


www.lavozdegalicia.es/cartasdirector/2007/07/10/0112AF4FE67ED4A6BC8300D13A01B4156D0B.htm[idComentario@0113936676E2D4A6BC8300CB771E678FF040]
(publicado hace año y medio)

3 comentarios:

Poe dijo...

Pois vai sendo hora de facer trocos nesa constitucion tan obsoleta e tan atropelada...
que esta xeración xa non ten medo
e a unidade de espanha é unha ficción, por moito que os partidos nacionalistas españois como o pp se enfurruñen: a nosa identidade non é a que eles queren.

Alejandro.Outerelo dijo...

Chegou o momento!!!!!!!!!!!!!!!!!!


Volto con unha mensaxe clara! a liberdade!!!!!!!



Volvo a creer na política ;)

Anónimo dijo...

José M M

Artículo 14: "Todos los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social".

Artículo 56.3: "La persona del rey es inviolable y no esta sueja a responsabilidad. Sus actos estarán refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65.2".

Esta Constitución y su valor democrático es cuestionado y cuestionable ya que fue chapuzera. Como los separatistas no van hacer lo que les venga en gana. Una buena chapuzada.
Yo estoy a favor del Estado español y en contra de las amenazas secesionistas.
Y Outerelo tu creencia en la política se debe en que tu ingenuidad cubre por completo la actuación de los políticos. Yo también creo en la política no por el contrario en quien la práctica.
Un saludo cordial.