viernes, 9 de enero de 2009

Cuarenta y cinco pontevedreses perdieron su empleo cada día en el 2008


Si para algunos el Paro era un problema menos e incluso menor, para 45 familias diarias en Pontevedra no.

Solo en la provincia de Pontevedra, cuarenta y cinco personas perdieron su empleo cada día. Y es que el 2008 se cerró con un 29% más de parados que el período anterior, una porcentaje que supera en casi cinco puntos la media gallega (situada en un 22,5%). Pese a que los datos de la provincia vomitan un panorama desolador, todavía está muy alejados de la media nacional, que marcó un incrementó del 46% respecto al 2007.

Los Expedientes de Regulación de Empleo en la automoción y la caída de la construcción llevó a estos sectores a ser los más vapuleados por la crisis económica, junto a los servicios, marcado siempre por la temporalidad. La industria ha enviado al paro a 3.128 personas durante el pasado año, mientras que el sector inmobiliario sumó a la cola del Inem a 4.166 trabajadores.

Como era de esperar, el porcentaje anual solo es una muestra de la imparable subida durante los últimos doce meses, que cerraron diciembre con un aumento sobre el mes anterior del 6,4%, una vez más el dato más alto de Galicia, que viene dado por la fuerte industrialización de Pontevedra y que deja 16.600 parados más que en noviembre.

El desempleo va a ayudar a acrecentar los problemas económicos y sociales, ya que son vocación de sufrimientos para las familias que lo padecen al tener que vivir con una menor renta, agrávandose su dificultad para llegar a fin de mes.

Los políticos locales, autonómicos y nacionales no pueden esperar a que un milagro divino frene la actual situación.

El Gobierno da ayudas a la banca pero no ofrece medidas para que las empresas puedan competir y mantenerse; estamos sumergidos en la mayor crisis de España; ya son 3 millones los parados en nuestro país, afectando a una gran parte ya de la población activa.

1 comentario:

Rubén Miranda Gonçalves dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.