martes, 25 de marzo de 2008

Pola democracia galega

O orgullo de nacer en Galicia, de vivir nela e de rezar para acabar na mesma. O orgullo de ser galego e defender as nosas raíces, as dos nosos avós, que traballaron aquí ou dende a emigración para que hoxe poidamos ser o que somos e falar de Galicia como unha GRAN TERRA, a nosa terra. Defender o que a maioría dos galegos queren e sinten.

Para defender Galicia con lexitimidade, primeiro, hai que sentila; segundo, respetar as decisións e vontades dos galegos; e, por último, aplicar os principios democráticos.

Hoxe, por primeira vez na historia da nosa recente democracia, o Goberno da Xunta de Galicia rompeu o consenso sobre a designación autonómica dos 3 senadores que representarán a Galicia na cámara alta.

O PP con 37 escanos (a un 0´3% da maioría absoluta), o Psoe con 28 e o Bng con 13 conforman o Parlamento de Galicia, sede da soberanía galega e, como tal, casa de representación de tódolos galegos.

A elección defendida polo Bipartito da Xunta era que houbera un senador por partido político sen contar coa proporcionalidade dos seus grupos, feito que en democracia e nun sistema parlamentarista é inxusto e antidemocrático.

O Bng favoreceuse do seu poder na Xunta de Galicia, cos seus únicos 13 deputados, para arrebatar o segundo senador que por proporción lle correspondía ao PPdeG, liderado por Núñez Feijoo, que conta con 37 deputados, que según as contas son 24 máis, obxectivamente unha gran diferencia non?.

O Bng e o Psoe conseguiron nunha "merenda conxunta" o que as urnas non lles deron.
O pobo galego libremente, mediante o seu voto, que é a alma e a esencia natural dun sistema democrático, votaron maioritariamente polo Pp para os representar.

En qué democracia unha minoría ten o mesmo poder que a formación intensivamente maioritaria?.

O que ocorreu hoxe no Parlamento é impropio de xente que se fai chamar demócrata.
Xogaron cos principios democráticos, coa decisión democrática dos galegos, é dicir, foron contra a propia xente de Galicia, e demostraron non albergar ningún tipo de vergoña para levar a cabo o seu cometido, incidir contra o desexo da maioría dos galegos.

Con qué lexitimidade vai representar a Galicia unha persoa que foi a menos votada para o Senado na súa provincia, Ourense?.

"Respecto para Galiza..." non é vulnerar a vontade dos galegos, enganalos, e xogar cos seus intereses, mais claro, esa é a "Galiza" que eles anhelan, a súa e a única, a do Bng.

Eu quero outra Galicia e a maioría da xente deste pobo tamén. Quero unha Galicia forte, na que se respete as decisións democráticas dos galegos, na que se defenda aos galegos por enriba de intereses minoritarios e na que un político sexa elexido con lexitimidade e transparencia dacordo coa lei, expresión da vontade popular.

Pola democracia galega¡

14 comentarios:

Tevye dijo...

Inxusto puidera ser (dende a óptica dun pepeiriño), pero antidemocrático non.

De feito, o que ven de facerse no Parlamento Galego xa se fixera antes, e é algo que se fai noutras comunidades autónomas. É máis, ate parece máis democrático que se hai varias formacións políticas elixidas polo pobo, poidan ter representación as máis posíbeis no Senado para que todos os votantes se vexan representados; total, para o que o Senado serve (en grande parte grazas aos dous grandes partidos). Para que vexas que iso é así, remítote a un artigo de la Voz de Galicia
http://www.lavozdegalicia.es/especiales2008/elecciones/2008/03/13/0003_6648680.htm
no que se explica o que se fixo no Parlamento Galego non foi un acto froito dunha confabulación xudeu-masónica ou dunha dictadura esquerdista, foi aplicar a fórmula do resto maior, no canto da odiosa lei d'Hont (aquela implantada por Felipe González), que só beneficia aos grandes partidos do Estado. E, nese senso, voume remitir a don Vicente Risco (nome co que moitos do PP se enchen a boca dicindoo, pero que, se ben sempre foi conservador, tamén é certo que sempre foi nacionalista e federalista, aínda que dadas certas circunstancias do devir de España non puidese proclamalo aos catro ventos) para dicir que "Galiza precisa de partidos que sexan galegos, porque se os partidos que operan na Galiza son sucursaes de partidos estataes, non van responder ós intereses de Galiza senón ós intereses xeraes de-ses partidos estataes" no caso que agora nos atinxe, os intereses de Génova e Ferraz.

E, por se alguén ten a tentación de dicirme "non te apropies da figura de Vicente Risco, que no es exclusivo de los nacionalistas", algo que tenden a facer moito os do PP, xa digo que non se trata dun apropiamento, de feito o apropiamento parece vir desa interpelación que veño de escribir entre comiñas. E, por outra banda, recoméndolle que se lean obras coma o Sempre en Galiza, de Castelao, ou a Teoría do Nacionalismo Galego e O Problema Político de Galicia, de Vicente Risco, para ver en qué puntos eses autores da primeira metade do XX se identificarían co "galeguismo" que propón e defende o PPdeG.
Sinto terme ido polas pólas, pero é que o outro día tiven unha pequena desputa cun pepeiro por ese motivo xustamente. Claro, o certo é que a obra cultural de todos eses persoeiros é patrimonio de todos os galegos; pero as súas teorizacións políticas (por favor, separemos política de cultura) só responden a un esquema teórico, o do nacionalismo galego, sexa UPG, PNG, PSG, EG...

En fin, eu creo que o reparto de senadores non está mal, e e sobre a actitude do PP, vou remitirme a algo lido hoxe na prensa na que alguén (agora non me lembra quén) dicía "o PP quere trasladar á Cámara galega un problema interno, resolver os compromisos do señor Feijóo, que ten que decidir entre Manuel Cabezas e Manuel Fraga".

Saúdos.

Sísar dijo...

Teyve lo que diga la prensa da igual, prevalece la Ley y la Constitución.

Artículo 69.5 de la Constitución:
"Las Comunidades Autónomas designarán además un Senador y otro más por cada millón de habitantes de respectivo territorio. La designación corresponderá a la Asamblea Lesgislativa o, en su defecto, al órgano colegiado superior de la Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo que establezcan los Estatutos, que asegurarán, en todo caso, la adecuada representación proporcional."

Resultados de las Elecciones Generales 2008:
- Pp: 770.764 votos, 44,50%
- Psoe: 684.009 votos 39,49%
- BNG: 209.042 votos 12,07%

Resultados Elecciones Autonómicas Gallegas 2005
- Pp: 756.562 votos, 45,2%
- Psoe: 554.912 votos, 33,2%
- BNG: 312.039 votos, 18,7%

Aquí en Galicia se entiende que una adecuada representación proporcional es con 45,2% un Senador y con 18,7% otro Senador. Animo al Partido Popular a que presente recurso ante el Tribubal Constitucional. Lo dice la Ley y el sentido común y el Parlamento Gallego no está legitimado para distribuirlos aleatoriamente, le pese a quien le pese.

Anónimo dijo...

Lo seguro es que tanto estos profilácticos de gobernantes como sus bufones detractores sólo les importa el poder, conquistarlo y aplicarlo... quiero volver a la Edad Media.

Tevye dijo...

A ver, Sisar, eu non discuto os resultados electorais, pero é que igual que a lei d'Hont, hai outros xeitos de ponderar que se poden empregar e que non teñen por qué resultar anticonstitucionais á hora de designar senadores.

Sísar dijo...

Teyve mira el número de votos, no es proporcional bajo ningún punto de vista, y proporcionalidad es lo que dicta la Constitución. Si no gusta que se cambie ese punto pero dice lo que dice. Yo por eso lo considero una atropelía

tevye dijo...

Eu non falei de proporcionalidade, falei de ponderación, porque se imos a iso, tampouco a lei d'Hont resulta moi xustamente proporcional, non?

Sísar dijo...

Entiendo perfectamente lo que quieres decir Teyve, pero solo te quiero reseñar como está la Ley ahora mismo y lo que dicta respecto al reparto de Senadores, habla de Proporcionalidad.

Luego podemos abrir otro debate con la Ley d´Hont o con otra cosa pero ya no estaremos hablando de la misma situación.

Un saludo

tevye dijo...

Mira, sobre o feito no parlamento póñeche un artigo de El Correo Gallego, con data de onte, onde se resolven, practicamente, as dúbidas que ao respecto poden xurdir:

-- AL SOL QUE MÁS CALIENTA
26.03.2008 El Tribunal Constitucional avala la designación de senadores mediante distintas fórmulas de proporcionalidad ·· El Reglamento del Parlamento gallego no fija el sistema a aplicar ·· Los Servicios Jurídicos concluyen que siempre se utilizó la regla del resto mayor, excepto en 1986 y 2004.


1 ¿Por qué surge la guerra entre los socios de Gobierno y la oposición en el proceso de elección de senadores de designación autonómica?

Los grupos del PSdeG y BNG acuerdan, con el rechazo de los populares, aplicar la regla del resto mayor para establecer el reparto, de forma que con este sistema le corresponde un senador a cada partido. Por el contrario, el PPdeG pone sobre la mesa la regla D'Hondt con la que, de acuerdo al número de escaños de cada grupo, los populares propondrían a dos senadores, el tercero lo decidiría el PSdeG y el BNG se quedaría sin representante en la Cámara Alta.

2 ¿Se pueden aplicar cualquiera de las opciones?

El Reglamento de la Cámara gallega no fija el sistema que habrá de aplicarse en este tipo de e­lecciones. Sólo señala que deberá hacerse en proporción a las distintas fuerzas políticas con representación parlamentaria. Además, numerosas sentencias del Tribunal Constitucional avalan la idoneidad de distintas fórmulas de proporcionalidad, por lo que ambas opciones son correctas desde el punto de vista constitucional.

3 ¿Qué fórmula se ha venido aplicando hasta la fecha?

Según las conclusiones del informe elaborado por los Servicios Jurídicos del Parlamento de Galicia, el criterio proporcional aplicado para la designación de senadores en la comunidad autónoma ha venido siendo el de la regla del resto mayor, con la única excepción de la aplicada en 2004, cuando se optó por la ley D'Hondt.

4 ¿Habían surgido conflictos con anterioridad?

Los grupos parlamentarios siempre habían logrado consensuar a las señorías enviadas al Senado por mandato de la Cámara gallega. Nunca habían surgido este tipo de conflictos. Según fuentes populares, el hecho de tener mayoría absoluta facilitó las cosas ya que le correspondían los mismos senadores aplicando cualquiera de los sistemas de reparto. Las mismas fuentes destacaron que precisamente cuando se produjeron circunstancias complicadas -en 1986, en conflicto con Coalición Galega; y en 2004, cuando PSdeG y BNG tenía 17 escaños cada grupo- se optó por la aplicación de la ley D'Hondt.

5 ¿Cuál es el tipo de criterio que se aplica en otro tipo de elecciones que corresponde hacer a la Cámara autonómica?

En el caso de la renovación de órganos como el Consello Consultivo o el Consejo de Administración de la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG) el método empleado fue el reparto proporcional según la regla D'Hondt. Precisamente, este es uno de los argumentos utilizados por el PPdeG para cuestionar lo que consideran un cambio de criterio de los socios del bipartito en la elección de senadores de designación autonómica.

6 ¿Qué repercusiones puede tener este nuevo desencuentro entre los socios en la Xunta y los populares?

El presidente de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, ya advirtió que el acuerdo adoptado por el PSdeG y el BNG en esta cuestión es interpretado en las filas de la oposición como una ruptura del consenso, lo que lo legitima para no verse obligado a llegar a acuerdos en otro tipo de elecciones, entre otras, las mencionadas con anterioridad.

7 ¿Le queda algún recurso al PPdeG para recuperar el senador que pierde?

Ahora al PPdeG sólo le queda la posibilidad de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por entender que la fórmula aplicada en el reparto no se ajusta a la proporcionalidad de la Cámara, ya que el PPdeG casi triplica el número de escaños del BNG y obtiene la misma representación. No obstante, los expertos no ven expectativas de éxito al recurso, dado que el Alto Tribunal es reacio a pronunciarse sobre acuerdos parlamentarios.--

E o caso galego non é único, como segue dicindo o artigo de El Correo:

--Amplio abanico en España

Son muchas las comunidades que, como Galicia, no tienen regulada la fórmula de proporcionalidad que deba aplicarse para la elección de los senadores de designación autonómica. Este es el caso de Cataluña, donde a día de hoy ya han sido elegidos los ocho que le corresponden en esta legislatura mediante la aplicación del resto mayor. En las comunidades que se designa a un único senador (Cantabria, Islas Baleares o la Rioja) el criterio de la proporcionalidad no es posible, sin embargo, han establecido en los reglamentos de sus cámaras procedimientos, como la necesidad de mayorías cualificadas para asegurarse el mayor consenso. País Vasco, Castilla-La Mancha y Murcia cuentan con una ley específica muy parecida. En Euskadi son elegidos los candidatos que, mediante votación en papeletas, obtengan la mayoría de los votos, que supongan la cuarta parte de los miembros de la Cámara. En caso de empate es elegido el candidato apoyado por el grupo mayoritario. En ningún caso podrán ser todos propuestos por un único grupo.--

E noutro artigo tirado de vigometropolitano.com:

--Galicia tendrá en esta legislatura 19 senadores en la Cámara Alta. De ellos, 16 fueron elegidos en los comicios del pasado 9 de marzo, cuatro por cada provincia, y otros tres se votan directamente en el Parlamento gallego. Son los de designación autonómica, uno por comunidad autónoma y uno por cada millón de habitantes.

Para determinar los senadores electos no hubo problema, consiguió 12 el PP y cuatro el PSOE por estricto mandato de las urnas. La polémica surgió en Galicia a la hora de elegir los de designación autonómica, ya que se produjo un desacuerdo para decidir cuántos corresponden a cada partido.

La Constitución se limita a decir que la decisión corresponde al Parlamento autonómico según establezca el Estatuto y, en todo caso, asegurando "la adecuada representación proporcional". En el Estatuto de Autonomía poco más se aclara, aparte de que la elección de senadores autonómicos deberá hacerse "de forma proporcional a la representación das distintas forzas políticas existentes".

Más allá, el Reglamento parlamentario dice que será la Mesa, el órgano rector del Cámara, junto con la Xunta de Portavoces, donde se reúnen los principales representantes de cada fuerza política, los que fijarán los senadores que corresponden "proporcionalmente" a cada grupo parlamentario. Ante las diferentes interpretaciones de lo que significa esta proporcionalidad estuvo servido el desencuentro.

El PPdeG considera que con sus 37 diputados en el Parlamento gallego y en función del reparto de la Ley de D'Hont, le corresponden dos senadores autonómicos, y el otro para el PSdeG, con 25 parlamentarios, mientras el BNG, con 13, quedaría sin ninguno. Sin embargo, los socios de Gobierno, aplicando la proporcionalidad directa y la regla del resto mayor, aprobaron un representante por cada uno de los tres grupos parlamentarios lo que derivó en la candidatura única cerrada que se votó esta mañana en el pleno.

Para defender sus posturas ambos bandos han aportado diversos argumentos, desde la tradición establecida en el Parlamento gallego en las anteriores legislaturas, hasta presentar su sistema como el más democrático y representativo.

PSdeG y BNG aseguran que siempre se usó la proporcionalidad directa, excepto cuando el PP le convenía más, utilizando su mayoría, aplicar 'de facto' la Ley de D'Hont, como en 2004. Ese año la proporción directa y la regla del resto mayor hubiese supuesto un senador para cada una de las fuerzas, mientras que en la práctica se otorgaron dos al PP, con 41 diputados, y uno para el BNG, el segundo partido más votado, aunque igualado con 17 escaños al PSdeG.

El PPdeG argumenta que no puede ser proporcional otorgar un senador por 37 diputados y también un senador por 13, y asegurando que siempre se aplicó la Ley de D'Hont.

Este último punto es difícil de dilucidar, ya que en casi todas las ocasiones anteriores el reparto en función de esta ley y de la regla del resto mayor coincidía.--

Obviamente, haberá tantas opinións como puntos de vista, pero segue sen parecerme un atropelo á democracia o feito no parlamento.

Saúdos.

Anónimo dijo...

orgüio?
con tanto pretendido "galeguismo" poderías coidar un pouco o idioma da Galiza,

será orgullo.

AlejandroAlmau dijo...

Si bien es cierto que la normativa gallega solo habla de proporcionalidad e incluso las interpretaciones del TC desacreditan identificar esa proporcionalidad con el sistema d'Hont (que viene a corregir la proporcionalidad), también es cierto que este asunto nunca importó al PSOE que (siendo touriño portavoz del grupo) renunció a tener senador, con más diputados de los que ahora tiene el BNG y teniendo el PP uno menos. Existía un pacto y aunque sea legítimo no cumplirlo siendo estrictos, nada a cambiado salvo le necesidad del PSOE de obedecer a la minoría nacionalista, y es, como poco desleal.

Anónimo dijo...

non é orgulo?

Anónimo dijo...

en galego dise orgullo,
pero neste blog aboia outro significado do termo que en galego
é fachenda.

Sísar dijo...

Si el Pp decide recurrir habrá una gran lucha por las interpretaciones de la Constitución y sobre la interpretación de pluralismo político.

Pero en el artículo que se refiere al reparto de Senadores dice lo que dice y habiendo:
- Pp: 756.562 votos, 45,2%
- Psoe: 554.912 votos, 33,2%
- BNG: 312.039 votos, 18,7%

la proporción es 1, 1, 1?? Los acuerdos que otras veces se hubiesen aplicados los desconozco, sinceramente.

Mi postura creo que está bien clara y fundamentada. Esperemos acontecimientos Teyve.

Un agrado debatir contigo. Un saludo

tevye dijo...

O mesmo digo Sisar.

Saúdos.