miércoles, 8 de agosto de 2007

Se acabó de "momento" el circo político en Navarra



Ya vaticiné en mi artículo del 18 de julio cuál sería una de las posibilidades de gobierno en Navarra, un ejecutivo dirigido por UPN en minoría, partido en el que los ciudadanos depositaron su confianza mayoritariamente, quedándose a pocos votos la mayoría absoluta. No hubo dudas en ningún sitio de España del resultado elecotoral en la comunidad foral, pero durante algo más de dos meses algunas personas como Pepiño, Fernando Puras y muchos más han considerado que la aplastante diferencia entre UPN, ganador, y PSN, tercero por la cola, no era un impedimento para desacreditar a la VOLUNTAD POPULAR, que a través de su soberanía votó en las urnas masivamente a Miguel Sanz de la UPN. Pero todos sabemos que el concepto de "Democracia" (gobierno del pueblo) se usa según se convenga por el actual PSOE, que es capaz de pactar con BNG, ERC, Na-Bai o con una ensaladera de partidos en Baleares para arrebatar del legítimo poder adquirido en las urnas por el PP en Galicia (a un 0´3% de la mayoría abs.), a CIU en Cataluña, UPN en Navarra o PP en Baleares. Ya no nos pueden vender la moto más veces, en Madrid, la ejecutiva del PSOE, la peor de toda su historia democrática, ha mantenido en venta la estabilidad constitucional durante toda la legislatura, y no olvidéis que si no se ha permitido el pacto es para esperar a las generales y no perder el voto de centro y de toda la gente que quiere vivir tranquila en el marco de la Constitución, pero que de seguro después del próximo marzo la moción de censura aparecerá en algún momento por el parlamento navarro, hecho que de producirse califico de "tráfico político e inmoralidad caciquil".

Nunca ningún presidente español se atrevió a desafiar el marco de libertades, llamado contitución, que España aprobó en su día y que permitió establecer el Estado de derecho, y quien juega con estos fundamentos no puede seguir siendo ni Presidente ni miembro de ningún poder ejecutivo.

Esta táctica de la ejecutiva socialista para poder alcanzar el poder y no soltarlo, cueste lo que cueste, es el peor ejemplo de Democracia que podría existir. Nunca antes la unidad del Estado o valores como la Soberanía Nacional, que España tardó 275 años en adquirir, se habían convertido en los mayores problemas políticos que podríamos tener los españoles, porque a fin de cuentas, no respetar estos valores es no respetar la Constitución y esto a su vez es no respetar a todos los ciudadanos. Nuestra constitución es la ley que representa a todos los ciudadanos en un marco de libertad e igualdad sin precedentes en nuestra historia, exceptuando las Cortes de Cádiz de 1812.

Espero que dentro de 8 meses Zapatero sólo sea un recuerdo en nuestra historia, para España y para Navarra, y también para Galicia, tierra a la que excluyó de las infraestructuras y de grandes proyectos de Estado, como el desaparecido Plan Galicia. Ahora más que nunca Rajoy es el futuro.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Francamente, no entiendo nada de lo que dices y no veo el desaire que supone un pacto de gobierno. Es tan democrático como gobernar en minoría o mayoría absoluta.

Creo que el PSOE es tan democrático como el PP y si llega a más pactos que este es porque está más cerca en sus idearios con los partidos que puede pactar.

Al PP también le ha pasado en Canarias, que llegó a un acuerdo de mínimos y pactó, faltaría más.

Ni es más o menos democrático, ni nada inconstitucional, simplemente es que a ti no te gusta como están las cosas. Ese es otro tema.

Debatir sobre la conveniencia o no de cambiarlo.

PD: tu argumentación de las intenciones abyectas de unos en su toma de decisiones y la pureza moral de los otros me parece de una puerilidad conmovedora, dividir los partidos entre buenos y malos es lo que nos ha llevado a esto:
"Aznar, asesino"
"Zp, vendido a ETA"

Qué decepción.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo creo que lo unico que han traído los pactos no son los pactos en sí, sino ceder a todo lo que piden los nacionalistas y bajarse los pantalones cada vez que les conviene al gobierno, perpignan...etc.
Después de todo gobiernan la mayoría de capitales de pronvincia sin seer la lista más votada, eso me parece más decepcionante. En el pp se prefiere ir sólo que pactar hasta con el diablo, esa es la lástima, que algunos prefiern qedarse sin su legítimo gobierno a entonar las mismas canciones sabinistas y folcloricas de los nacionalismo, así les va a los catalanes y así os va a los gallegos. Menos mal que en madrid el sentido común se entepone a los partidos. ESpero que la reforma electoral sea un hecho y no una mera idea del señor Rajoy. A mi no me parece democrático que se desbanque del poder a la fuerza mayoritaria, pero en este post se dice, algunos la palabra democracia la usan según les convenga. Un abarazo.
P.D José García, 31 años

Anónimo dijo...

Al primer anónimo

Es democrático sí, pero no lícito, no es normal que el partido que no hay llegado a la mayoría absoluta por una ínfima cantidad de votos no gobierne, esa ley tiene que cambiar.Lo mismo ha pasado en Pontevedra, por 1000 votos no está Telmo gobernando y siguen unos tíos que solo saben ensanchar aceras y joder el tráfico. Ya por dignididad deberían dejar gobernar al partido que prefiere la mayoría de la población. Gran artículo Jorge.

Fd: Pablo D.

Anónimo dijo...

Yo personalmente creo que la cosa queda como tiene que quedar.

Es cierto que el PP y el PSOE son dos partidos totalmente democráticos pero el PSOE siempre se ha acercado más a los nacionalistas porque en la mayoría de los sitios solo ha conseguido ganar con mayoría simple, pero eso sería cosa de entrar en el debate del cambio de la ley electoral que a mi juicio URGE DE INMEDIATO, España se convertiría en un país más democrático, pues bien yo creo que los pactos no lo son del todo... pongo un ejemplo:

"3 niños hacen un examen, uno saca un 9, otro saca un 4 y otro un 6; el que saca un 6 se coaliga con el del 4 y hacen 10 = TE PARECE JUSTO PARA EL QUE HA ESTUDIADO Y HA SACADO UN 9"

Luego en el PP tenemos las excepciones como es el caso de Canarias, pero LA EXCEPCIÓN CONFIRMA LA REGLA, y el PSOE lleva demasiadas excepciones, muchísimas más que el Partido Popular.

Pero volviendo al tema de Navarra, ¿algo pasa no?, porque el PSOE podía haberse coaligado y no lo ha hecho por algo, ha dado una imagen de división interna y desmarcada de Ferraz tremenda y vergonzosa.

Hay una cosa clara y es que el PSOE está en crisis (Madrid, Navarra, Canarias, Galicia, Extremadura, Andalucía, etc...) yo votaré al PP, y nunca a un partido que me ha demostrado que su único fin es acceder al gobierno a cualquier precio y faltando a la democracia desde mi punto de vista arriba expresado, y ahora pretende dar la imagen de partido que busca la unidad y no la división con eslóganes como GOBIERO DE ESPAÑA o evitar pactos en Navarra...

Y bien, a todos los nacionalistas, separatistas, minoritarios y ridículos les diré que se vayan haciendo a la idea que el PP va a ganar la elecciones y va a cambiar la ley electoral, así que a todos aquellos que ahora mismo gobiernas que aprovechen a robar todo lo que puedan ahora porque esto se acaba de una vez por todas.

Saludos

Anónimo dijo...

A José García y los demás: puede ser justo o injusto, esa es una valoración moral tuya. Yo no debato en base a valoraciones morales, es imsposible llegar a nada, cada uno tiene las suyas. Lo que está claro es que es democrático.

Respecto a la afirmación de que "el PSOE se ha vendido a los nacionalistas y sólo quiere el poder, mientras que el PP no pacta con nadie porque prefiere ir solo" es, con todos los respecto, una afirmación de niño de 10 años o de un forofo de club de fútbol.

Aquí todo el mundo llega a pactos cuando puede porque así está legislado... (tanto PP como PSOE)

El único debate posible en este tema es sobre la conveniencia de cambiar esto y los procedimientos para llevarlo a cabo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

yo cortaria de raiz los pactos, no es posible que en un Estado democratico tengamos que estar pendientes de lo que unos partidos minoritarios decidan. estos partidos ( que representan al 5 o 6% de la poblacion)deberian estar sujetos a una serie de normas si quieren petenecer al parlamento español y asi se acabaria con sus exigencias (vease la negociacion de los presupuestos dele stado de este año)
sin mas m despido hasta otra

Anónimo dijo...

Problema a la idea del anterior anónimo: ¿Prohibir los pactos?

Qué más da. Seguirían estableciéndose igual bajo cuerda.

Los partidos minoritarios sólo tendrían que decir: lo apoyo porque me ha convencido.

¿Propones que no entren más que dos partidos en un ayuntamiento, junta o parlamento?

¿Cuál sería vuestra solución?

PD: entiendo el problema que detectas, yo también lo veo. Pero ¿cuál es la solución?

Fernán Carrera Outón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Una opción sería la elaboración de listas conjuntas, acudiendo unidos a las urnas, claro que habría que alternar amiguetes con los del otro partido y... enfin, aunque no sería demasiado plural, yo, personalmente, apostaría por un sistema bipartidista.
Menos plural sí, pero más democrático,¿curioso verdad?.
No obstante España es un país muy dado a los partidos nacionalistas y los socialistas españoles son demasiado amigos de los pactos.
El bipartidismo es la solución, incluso para el PSOE, que se metería en menos problemas.

F.Carrera.

fruki dijo...

El centro es el sitio ideal en política...

Si, o centro comercial XD

http://www.youtube.com/watch?v=c6Ipgp-yBqI

Anónimo dijo...

¿Bipartidismo el más democrático?
Veamos esta situación a nivel estatal:
Partido A: 34% de votos
Partido B: 34% de votos
Partido C: 32% de votos

¿El partido C no entra en las cortes?

¿Excluirías a IU con millón y medio de votos del parlamento?

Explica con claridad tu propuesta, por favor

Anónimo dijo...

Al anterior anónimo,

Por supuesto, siempre y cuando IU no consiguiese ser uno de los dos partidos más votados en alguna circunscripción.
Consiste en establecer un mínimo electoral alto para entrar en el parlamento (léase también corporaciones), como del 10 o del 15%. Se trata de conformar dos grandes alternativas políticas en las que confiar (mutuamente) y no estar pendientes de los devaneos de pequeños partidos. Además, el partido más votado debería de ser "premiado" automáticamente y corresponderle la gobernabilidad del territorio correspondiente. Si me apuras, diría incluso que se le debería de otorgar una mayoría parlamentaria suficiente para garantizar la estabilidad del gobierno.
Imagínate, si la oposición dividida y contraria a la acción del gobierno está muy descontenta, ya se las apañarán para formar un partido aglutinador de todos ellos y para presentarse a las elecciones como una alternativa seria.

Al fin y al cabo tu me pones un ejemplo y me preguntas si el bipartidismo es más democrático.
Fíjate en este ejemplo:
Partido A:49
Partido B:45
Partido C:6
¿tiene algo que decir C? NO, NUNCA
QUE C DECIDIESE ALGO, POR POCO QUE FUESE SERÍA ANTIDEMOCRÁTICO

Con el bipartidismo, la situación se amoldaría a lo siguiente.
Partido X:51
Partido A:49
o, si los electores cambiasen de idea..
Partido A:52
Partido X:48
AHORA SÍ QUE DECIDIRÍA LA MAYORÍA
Sólo en el primer caso la voluntad de los votantes no se cumple y además sólo son protagonistas los del 6%

Un saludo,
F. Carrera

Jorge Cubela dijo...

Se ha establecido un buen debate, que es como creo que se deben resolver las cosas. Ahora bien, con todos mis respetos, me gustaría conocer por qué el primer anónimo manifiesta una serie de planteamientos deducidos por él como -"Ni es más o menos democrático, ni nada inconstitucional, simplemente es que a ti no te gusta como están las cosas"- me gustaría saber donde escribo que los pactos son inconstitucionales. Creo que te has confundido en las conclusiones. Yo sólo he expuesto que muchos pactos que ha llevado a cabo el partido de nuestro gobierno para lo único que han servido es para desmantelar la estalbilidad constitucional, factor reconocido por gente como Leguina, Rosa Diez, Vázquez, Ibarra, Solana, Bono o Felipe González, ni más ni menos, socialistas de talla. He vuelto a leer el artículo, para el cual medí bastante el vocabulario y expresiones a emplear para no caer en errores que has expuesto, que ya digo deducidos por ti.
Con respecto a -tu argumentación de las intenciones abyectas de unos en su toma de decisiones y la pureza moral de los otros me parece de una puerilidad conmovedora-, sinceramente, no sé como una persona que siempre me deja unos comentarios, algunos críticos, pero de un profundo conocimiento y reflexión se atreve a escribir dihas palabras. Una persona que manifiesta ser centrista y pertenezca al centro, por coherencia, no puede negar que los pactos establecidos en lugares como Galicia, en donde el segundo partido se quedó a 12 diputados de la primera lista y el terceto a 24 del primero, pueda decir estas palabras. Dígame en qué sitio de Europa se desvanca sino por poder a un partido de semejante victoria electoral, ¿dígame. Eso es democrático?. El error está en que estamos en una democracia joven que ha ido creciendo y mejorando a través de la corrección de sus errores y creo que este es el momento para cambiar una ley que permite gobernar en sitios como Pontevedra a un partido que no ha conseguido más del 28% de los votos, por favor, en unas elecciones se vota a la lista y sino que hagan como propone mi amigo F.Carrera, dos listas. Yo mejor que ese planteamiento propongo una segunda vuelta, al modelo francés y sino que se deje gobernar a la voluntad popular, que es la mayoría del publo, que decide que gobierno quiere a través de las elecciones. Gracias y saludos anónimo.

Anónimo dijo...

"... no respetar estos valores es no respetar la Constitución ..."

Lo que no respesta la constitución es inconstitucional, por definición.

De ahí venía mi información.

"...Dígame en qué sitio de Europa se desvanca sino por poder a un partido de semejante victoria electoral,..."

Italia, Alemania en una época

Sí, es democrático. Precisamente es mucho más democrático el multipartidismo o que el bipartidismo, pues recoge muchas más opiniones. De hecho el bipartidismo por ley no existe en ningún país, democráctico, claro.

Tanto tú como el anónimo anterior lo que proponeis no es el sistema francés, ni siquiera el alemán, sino entiendo mal lo que deseais es el sistema griego: su sistema electoral otorga la mayoría absoluta al partido que obtenga el mayor porcentaje de voto, independientemente de la composición de parlamento. ¿una sola cámara?

Explicaos más, por favor

Un abrazo.

PD: te agradezco pr otra parte tu correción en el debate, muchas gracias Jorge, no esperaba menos.

Anónimo dijo...

He seguido este debate con mucho interés, amigo anónimo "el del abrazo" me gustaría que a partir de ahora cuando dejes tus comentarios te identificases con un subnombre para poder hacer un seguimiento y hacer mis respuestas de una manera más personal hacia ti y no en general, si no es mucho pedir, gracias. Bien, en ningún momento he querido manifestar que los pactos sean inconstitucionales, nunca, primero porque es legal,aunque no me guste. He querido tener mucho cuidadao con la expresión que utilizaba para no generar un debate en este sentido, es más, voy a aclarar que en ninguna parte del comentario he expresado eso, y ya digo, creo que son conclusiones tuyas mal calculadas, de verdad, no es mi estilo, ni Acebes ni Pepiño. Yo me reafirmo en que estos pactos -"es el peor ejemplo de Democracia que podría existir. Nunca antes la unidad del Estado o valores como la Soberanía Nacional, que España tardó 275 años en adquirir, se habían convertido en los mayores problemas políticos que podríamos tener los españoles, porque a fin de cuentas, no respetar estos valores es no respetar la Constitución"- ahí está, lo que quería exponer. Atento, digo que no respetar los principios de la soberanía nacional (Art.1.2) ni la Unidad del Estado(Art.2.1 es lo que hacen los partidos con los que pacta la formación de nuestro gobierno, es decir, son ellos los que traicionan la voluntad constitucional, no los pactos, ¿me explico? creo que la idea se entiende bien sino por favor dilo, que en ningún momento he querido decir que los pactos sean inconstitucionales, pero sí los principios que defienden esos partidos minoritarios, espero que ahora con la aclaración se hayan disipado dudas, aunque creo que ya en el propio artículo se explica bien, pero para eso creo en la blogosfera, para tener un contacto directo con la gente que quiere opinar sobre lo que yo escriba, gracias y saludos. Ahora voy a mejorar la idea que has propuesto de que nos expliquemos mejor.
Yo creo que una democracia se sustenta en la voluntad popular, que como bien espero que coincidamos, es la mayoría de los ciudados. Bien, cuando esta voluntad mayoritaria es violada por pactos de 6-4 partidos tan diferentes ideológicamente como en Baleares desbancando del poder a un partido que se ha quedado a un sólo diputado de la mayoría absoluta me parece lamentable, pero es mi opinión, será criticable pero como en democracia la libertad prevalece sobre todo yo manifiesto esta idea consecuentemente y sé que amigo anónimo como buen centrista estarás pensando lo mismo que yo. ¿A ti te parece lógico que una ccaa como Galicia, en donde el PP se quedó a un 0´3% de la mayoría abs., se gobierne dándole más importancia decisoria al BNG, que es un partido casi semi extinguido por el electorado? mi respouesta es clara, ahora dime si esto es justo o injusto aunque sea legal. Un abrazo Jorge Cubela

Sísar dijo...

Entro en el debate para rescatar un artículo que me conmocionó en su día por su claridad y contudencia y que dejó en este blog reflejado Don Manué. Resume perfectamente lo ANTIDEMOCRATICO de esta ley, y lo digo con mayúsculas.
En ningún país de Europa, en ninguno, el jefe de la oposición tiene más votos que el gobernante. Esto es un error democrático y fórmulas hay varias para solucionarlas.

Texto.
"Por fin, Mariano Rajoy, se ha hecho eco del sentir de la calle y va a proponer en su programa una reforma de nuestra Ley Orgánica del Régimen Electoral General. Una ley mala, antidemocrática, injusta, irracional, estúpida y ridícula que, presuntamente, se aprobó para regular en justicia nuestras elecciones y que, lejos de hacerlo y de respetar la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas, propicia y propugna, reiteradamente, el mundo al revés, es decir, y en resumidas cuentas que: en las elecciones en España el que gana pierde y el que pierde gana.
El gran y ridículo argumento que pretende justificar nuestro sistema electoral actual es el manido tema del respeto a las minorías. Una coña marinera. Las minorías en España son los partidos nacionalistas que están muy bien en sus respectivos territorios en donde pintan lo que los señores de esos territorios quieren que pinten. Pero eso es una cosa y otra muy distinta es que, por ejemplo, un partido regional como Convergencia y Unión que solo se presenta en la región catalana tenga más diputados en el Congreso que Izquierda Unida que se presenta en toda España. Una ridícula situación que le ha dado a los partidos nacionalistas un protagonismo que no tienen en absoluto y ha propiciado que, en ocasiones, los convergentes catalanes con trescientos y pico mil votos de su pueblo manejen a su antojo la voluntad y, sobre todo, los dineros de mas de cuarenta millones de españoles.
Han pasado las elecciones municipales y todos ustedes recuerdan algunos casos de autentico escándalo y atentado contra la racionalidad y el sentido común en las formaciones de los gobiernos municipales, en donde es designado alcalde el que menos votos obtiene, gracias a cambalaches y trapicheos de partidos con cinco votos. Ahora, se han celebrado las elecciones autonómicas y sigue la tomadura de pelo y la parodia de carnaval.
Si primero fue en Galicia, ahora le toca a Navarra y a las Islas Baleares. Lo de las Baleares ya es el sumun de la estafa electoral y la burla al ciudadano que paga sus impuestos. Resulta, que el Partido Popular se ha quedado a muy pocos votos de la mayoría absoluta, que es el único resultado que le sirve para poder gobernar. Pues bien, el partido socialista de las islas al mando de un tal Antich, que es un sujeto al parecer isleño pero, al mismo tiempo, pro catalanista e independentista, ha aplicado el cordón sanitario contra el partido más votado, el Partido Popular, para arrancarle de las manos el gobierno que legítimamente ganó en las urnas con el voto libre de los isleños. Se ha apoyado Antich en partidos con mínima y casi nula representación ciudadana y se ha hecho con el poder que no le dio el pueblo sino el ridículo, injusto, irracional, antidemocrático y estúpido sistema electoral español. Un sistema electoral que ha hecho que un partido como Izquierda Republicana de Cataluña que obtuvo de los ciudadanos de las Baleares y en todas sus islas dos mil votos, si, digo bien, dos mil papeletas con sus siglas, tiene más poder que el Partido Popular que ganó las elecciones. Los republicanos independentistas con sus decenas de votos dirigen y manejan la Consejería de Interior, el Departamento de Innovación Educativa y el Consorcio para el Fomento de la Lengua Catalana, la Dirección General de Archivos, Bibliotecas y Patrimonio y unas cuantas canonjías más del presupuesto. No esta mal con dos mil votos.
Que inmensa tomadura de pelo. Vamos a esperar y a confiar en que Mariano Rajoy lleve esta urgente y necesaria reforma en su programa electoral y no se la echen abajo los acomplejados calacus de siempre del centro popular, y se acabe ya de una vez con este sistema electoral para pillos, granujas y tunantes."

Anónimo dijo...

A Jorge, siento haber sido tan maleducado de no presentarme al inicio, si no lo he hecho fue porque pensé que aún dando un nombre seguiría siendo anónimo, no aportaría nada, ahora veo su necesidad para agilizar el debate, mi nombre es José Luis, encantado.

Respecto al tema:

"es el peor ejemplo de Democracia que podría existir". No puedo estar más en desacuerdo, los pactos te sirven para acercar posturas, para llegar a puntos en común, el problema no radica en el "manido tema de los pactos" sino en la utilización de los mismos como arma política.

Pactar para formar gobierno con minorías no me parece más o menos democrático, de hecho al unirse estas minorías y formar una mayoría suficiente no hacen más que permitir que se ejecuten parte de las ideas para lo que sus votantes los eligieron.

Ahora bien, como dije hace un par de posts, yo también percibo el problema de que un partido minoritario pueda adquirir más poder que el que democráticamente le correspondería, el problema entonces no es el pacto en sí, sino la posición de fuerza que le proporciona nuestros sistema electoral, ahora bien ¿qué sistema alternativo proponeis?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

A José Luis, gracias por decir tu nombre, te invito a registrarte en blogspot, es mucho más cómodo para ti. A mí sí me parece antidemocrático que se desbanque del poder a una fuerza que pasa del 40% de votos como en Pontevedra y qiue gobierne una fuerza que no pasa del 28%, a mí me parece razonable la propuesta de Mariano Rajoy de establecer un mínimo de 30%, creo que es sostenible y asumible, ahora dime ¿a ti te parece justo los casos que expuse como Galicia, Navarra o Baleares? yo humildemente pienso que no, más que nada porque justo aquello que los ciudadanos votaron mayoritariamente es violado día sí día no, y hablo de Galicia. Saludos de jorge Cubela

joseluis dijo...

A Jorge, realmente sigo sin entenderte, sigues la corriente establecida en mi opinión con poco rigor:

a)Desbancar a un partido con el 40% no es poco democrático, es de hecho a lo que tiene que optar todo político electo. El fin del político es alcanzar el poder para plasmar las ideas para las que fue elegido. Los pactos propician que parte de estas ideas puedan llevarse a cabo. El problema surge cuando queremos ver en unos partidos un ansia de "poder por el poder" y en otros "la pureza moral" de los hombres rectos.

"Todo partido poltico aspira al poder porque para eso fueron votadoS. Es el único modo de poder plasmar sus ideas"


b)Si esta situación que tú ves como totalmente injusta y que no dudas en tachar de poco democrática fuese vista así por la mayoría, no hay poblema, dentro de 4 años puede ser revertida: penalizando a los partidos que pactan.

Ahora bien, al menos, nos encargarmos de dar igualdad de oportunidades a todos y conseguimos una representaitividad mínima, por otra parte mucho más exigente que en otros países europeos y ya desvirtuada a favor de los grandes partidos en la relación escaños/votos.

Última cosa: estos pactos no son ni poco democráticos, ni poco lícitos. Están acordes a la democracia (mucho más que despreciar a una gran cantidad de votos, un 29% por ejemplo, porque sí) y desde luego acorde a la ley, por tanto lícito.

El único debate posible es el estudio de un sistema elecoral nuevo, no la chapuza que pretende Rajoy. En mi opinión indica una falta de conocimiento preocupante sobre sistemas electorales por parte de sus asesores, aquí ha estado muy mal aconsejado.

Lo que no se puede ser, para evitar esa postura de fuerza desproporcionada y evidente, es subir el % para poder ignorar esa representativivad, eso se le ocurre a un niño de 10 años, alguien que no piensa en las consecuencias.

En resumen, a mí todo pacto me parece estupendo y representativo de una mayoría social por otra parte mucho más numerosa de lo que refleja matemáticamente la suma de escaños de dos o más partidos.

Ahora bien, si queremos abordar el tema de esta posutra desprorporcionada de fuerza, que conviene indicar que puede ser penalizada en los siguientes comicios, hagámoslo de forma seria, tratando e tema de las representatividad, la utilidad actual del senado como cámara ¿legislativa?, la doble vuelta, el distrtito uninominal, etc

fruki dijo...

Joé, aquí seguides a rajatabla aquelo de non alimentar ao troll, (que son eu)

Ben, unha opinión seria.

O debate dos pactos é totalmente artificial e enganoso, na miña humilísima opinión. Moitos votantes en Galicia (por non dicir a meirande parte), cando votan a partidos maioritarios fano, nos últimos anos, para sacar ao PP do poder. E se o consiguen e porque os votos combinados do BNG e do PSOE son máis. Nin máis nin menos. ¿Iso non é vontade popular, non é unha vontade maioritaria?

Pódese dicir, con bastante agudeza, que estou facendo unha especulación infundada sobre as intencións dos votantes. Pois ben, é así, pero casos como os dos últimos resultados electorais de Vigo amosan que os votantes do Bloque e do PSOE esixen das súas direccións que se deixen de trangalladas e que asuman o poder, co lexítimo e legal obxectivo de cambiar a orientación das políticas públicas (É de supoñer que un votante do BNG prefire que goberne o PSOE antes que o PP, e que un do PSOE prefire que goberne o Bloque antes que o PP, ou non?).

Está suficientemente demostrado que o PP ten a suficiente forza ideolóxica, mediática e económica para recuperar rápido o poder en canto os pactos teñen fisuras Baleares, Ferrol... ¿a que entón tanta queixa? O que non se pode facer é gobernar unhas cantas décadas e protestar polas reglas do xogo cando se perde. Home, pois cheira un pouco.

Saúdos.