martes, 26 de febrero de 2008

Con la Cultura, SÍ. Con el Canon, No.



Celso Bugallo, pontevedrés que hizo historia por su interpretación en Mar Adentro, que le permitió obtener un premio Goya.

Ahora mismo, está trabajando en la película de Woody Allen en Barcelona, nada menos.
Desde las antípodas ideológicas, Celso es un gran hombre, esto es lo bonito de la democracia, poder pensar diferente.

Ayer nos invitó a una cocacola a dos amigos y a mí. xD

Un ciudadano normal, un hombre de la cultura. Celso Bugallo.

6 comentarios:

David Lamoso dijo...

tu seguro que lo publicas por la cocacola no?xD,
Cube, tu siempre con la cultura¡

Arnau dijo...

É un gran home, non ten ningún inconvinte en ficar para tomar algo con calquer descoñecido, iso é humanidade.
Ben por Celso.

Anónimo dijo...

Ei! e logo non estudiaches tamén no IES Sánchez Cantón? ...
e sinceramente, dudo moito que sexas de "centro" jajajaja

Jorge Cubela dijo...

Un curso sí, el resto de mi vida como estudiante la pasé en el Xunqueira II, por lo que el mayor tiempo de mis estudios fueron allí.

La duda, como bien decía mi admirado amigo Adolfo Suarez, es libre, como libre es ser de centro. xD
Un saludiño

Jose Luis dijo...

Realmente no entiendo la corriente general, sobre todo en internautas, del 'No al Canón', es una tasa más, a pesar de ser inferior que en Francia o Alemania, se suele poner como ejemplo UK, efectivamente en UK no existe el canón por copia privada (y en otros países con legislación similiar) porque la COPIA PRIVADA EN ESOS PAÍSES ES DELITO: ILEGAL.

Lo que se tiene que acabar no es el canon sino las subvenciones a una organización privada (SGAE) que desde el 2002 (por contar desde que se estipuló el nuevo canón) no sufre auditoría alguna por parte del gobierno (Viva Rajoy y Zapatero). El canon como una tasa más.

Pd: Y las discográficas que pongan una velita a la Vrgen de los Milagros. Es el típico caso de la empresa que no ve como cambian los canales de distribución del mercado.

La gente 'compra' más discos y películas que nunca (nadie se gastaba antes 30 euros al mes en discos) y ahora lo hace pero no a través de los canales de distribución de antaño (ya sobrepasados) sino que usa los actuales: paga 30-40 euros al mes por una conexión a internet de banda ancha. Las discográficas debieron convertirse en proveedores de internet y haber desarrolado redes P2P propias financiadas con publicidad.

Por supuesto en esos 30-40 euros al mes de conexión estamos pagando bajarnos películas y música, ya nadie pagaría una ADSL de 30€ para avegar en el google. El problema no es por tanto un problema de consumo (ahora se gasta más en ese ocio por persona) sino de orientación de negocio.

Besitos y un abrazo.

Sísar dijo...

Totalmente de acuerdo Jose Luis. Las discográficas tienen que reiventarse como cualquier ciudadano ha hecho en este mundo a lo largo de la historia pese a quien le pese. Véase máquinas de escribir, zapateros, etc.

Las nuevas tecnologías les ofrecen mucho más negocio, casos como Ipod o los politonos son negocio para ellas.

Hoy he visto la comparativa de precios con Alemania o Francia y España es mucho más cara y teniendo menor poder adquisitivo. Hay un caso que no se está explotando nada políticamente y es la denuncia de Philips al Gobierno de España en Bruselas por el canon, cosa que no ha hecho en ingún otro país. ¿Qué ocurre ahí?