sábado, 23 de febrero de 2008

La conquista del 9-M


Ya estamos en plena campaña electoral. Se nota en el ambiente.
Dos candidatos que pelearán por el último voto hasta el último día.
Las diferencias en esta campaña para mí se centran en dos aspectos, los debates entre Rajoy y Zapatero, y las propuestas.

En el primer aspecto, Rajoy no tendría que tener problemas para contraargumentar lo que diga Zapatero, ya que para mí es mucho mejor parlamentario y más experimentado Mariano que Zapatero, pero a éste último le reconozco que suele soltar frases a las que se les dan más repercusión.

En el segundo aspecto de esta campaña, las propuestas, voy a afirmar que me sorprende la cantidad de ideas y propuestas que está lanzando Rajoy, que me recuerdan a la campaña de Aznar de 2000, cuando el PP ganó la mayoría absoluta, frente a Zapatero, que no debe de tener muy buenos asesores, porque se está refugiando en lo hecho (que es criticado hasta por socialistas como Rosa Díez, Ibarra, Maragall y Paco Vázquez...) y no en lo que hará; yo sólo he escuchado una única propuesta económica para los próximos años, la devolución de 400 euros, seas rico o pobre, que va más encaminada a la compra del voto que pensada para las familias menos pudientes, y el Canon Digital, por el que pagaremos hasta por hacernos fotos...

En este aspecto de las propuestas estoy intentado ser objetivo, no me gustaría caer en el partidismo, pero me parece sorprendente que de lo único que hable Zapatero sea para dejar por los suelos los programas del PP, porque eso sólo se hace cuando uno siente miedo hacia algo mejor.

Cada ciudadano de este país, que a día de hoy aún sigue llamándose España, tiene sus motivos para encaminar su voto hacia una u otra formación política, pero tengo claro que no sólo por lealtad a mis principios y a mis convicciones eligiré a Maria Rajoy, sino que lo haré por el bien de Pontevedra, de Galicia, de España y de las relaciones exteriores.

Yo reconozco que el primer gobierno de Felipe González sigificó progreso para España, supuso un cambio de pensamiento y gestión, este hecho que defiendo se ha ido acrecentando con el paso de estos últimos 4 años, para todo el mundo, Zapatero con su gestión ha dejado en lo más alto los primeros 4 años de González.
Se podrá y se tiene que ser crítico con los últimos tiempos de Felipe, pero como orador y político no tienen nada que ver.

Felipe tenía una idea clara de España, nunca rompió las relaciones atlánticas y no promovió los límites de crispación que vivimos en estos últimos años.

En estas elecciones nos la jugamos, está en juego el futuro de nuestra economía, la concepción constitucional del Estado y las inversiones para Galicia, porque es un hecho que el único candidato que está ofreciendo proyectos para nuestra tierra es Rajoy.
Frente a los 2000 millones de euros presupuestados a lo largo de estos 4 años por Pedro Solbes y el BNG que nunca llegaron a materializarse, ya que en cada año de legislatura 500 de los 1700 prometidos no se ejecutaron, está el compromiso gallego de Mariano Rajoy. La irresponsabilidad y la manipulación fue palpable en todo este tiempo.

Éstas no son unas elecciones en las que haya que votar a la ideología, son unas elecciones en las que hay que votar pensando en los interes generales.

Frente a Zapatero sólo hay un camino para Galicia y para España, Mariano Rajoy.
Frente al llamado Plan Galicia de "mierda", Rajoy impulsará en los primeros 100 días
de su gobierno el Plan Galicia.

El 60% de los gallegos no pagarán IRPF.
Tras la crisis del sector lácteo, de la que tengo buena constancia de forma directa por familiares, en la que cientos de ganaderos han tenido que vender su cuota o simplemente tirarla porque la Ministra de Agricultura que se presenta por el Psoe en Ourense no supo defender que Galicia era una de las mayores productoras de leche del mundo y que lo que se aplique para Cataluña no puede ser lo mismo para Galicia, además de que no se han dado ayudas para paliar la subida del 100% en el precio del gasóleo, de los fertilizantes y de los piensos.
Por ello, Rajoy impulsará un nuevo Plan Lácteo y concederá un programa transitorio de ayudas para frenar la crisis del sector y volver a ser una potencia mundial.

Rajoy no tendrá en cuenta en que idioma hablen las brigadas antiincendios, ni será tan irresponble de no renovar los contratos a ciertos brigadistas y que luego no sean remplazados... esto todo ocurrió en Galicia durante la oleada de incendios del 2006, donde Galicia ardía por los 4 costados mientras otros decían "que estaba todo controlado...", además de prometer unas ayudas que nunca llegaron, ni a los gallegos más afectados, todo humo, que ni la "influencia del BNG pudo corrigir".
Tras esto, el PP creará un Plan de lucha contra los incendios forestales, como los que bien había en los veranos mientras gobernó Manuel Fraga en Galicia.

Tenemos la oportunidad histórica de que haya un pontevedrés y un gallego rigiendo los destinos de este país, y qué mejor que un gallego para pensar en Galicia, que fue concejal pontevedrés, Presidente de la Diputación y Vicepresidente aunotómico, caracterizado por su eficacia, su trabajo y su honradez, no como la del futurible Ministro de Fomento socialista, Pepiño Blanco, que siendo Presidente del Consello de Xuventude de Galicia dejó un despilfarro en las cuentas que tardarían mucho tiempo en sanearse.

Rajoy tiene un curriculum que le compromete con Galicia más que a nadie, ni Magdalena Álvarez ni las falsas promesas de Zapatero le hicieron sombra nunca.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

si si , sobre todo coas mentiras do Prestige,

Anónimo dijo...

Zapatero traidor a los principios y compromisos coa Galiza, BnG

Iván Lorenzo dijo...

En respuesta al primer anónimo: Querido amigo, es muy fácil echar culpas y tachar de mentirosa a la gente (sobre todo si es del PP). Nací y resido en Noia, Villa afectada por las mareas del Prestige y además, tengo familia directa afectada también por el mismo problema. Te puedo asegurar que desde el, en aquel entonces, gobierno de la Xunta jamás ha mentido. Hoy tenemos un buque echando petróleo al mar en la costa sur de España (sí, sí, las aguas en las que está el New Flame son españolas, no inglesas) ¿qué está haciendo el gobierno para solventar el problema? NADA.
Los afectados del Prestige (entre ellos gran parte de mi familia) cobraron, y muy bien por cierto, las ayudas proporcionadas por el gobierno de la Xunta, es más, te puedo asegurar que muchos receptores de esta ayuda nunca llegarían a cobrar tanto trabajando en el mar el tiempo que estuvieron cerradas las lonjas. Y ahora respóndeme tú ¿dónde están las mentiras? Muchas gracias.

www.ivanlorenzoredondo.blogspot.com

Anónimo dijo...

as mentiras eran sobre o que estaba pasando e as responsabilidades, nin se informou nin se fixo ren(as rias baixas, cies,dician que non ian chegar, e logo os mariñeiros tiveron que ir pola sua conta), o dos "hilitos" foi unha vergonza que demostra o ignorante que é,
e claro que cobraron,
empapelaron ven a toda a costa da morte, iso e moi certo, asi actua moi ben o pp,
NUNCA MAIS

David Lamoso dijo...

Señor cubela, el camino a la moncloa esta en marcha, al parecer un empate técnico.
Unas nuevas elecciones para este pais con una democracia mas o menos joven y ejemplo a seguir.
Un abrazo compañero

breogain dijo...

home, que a xunta de fraga tiña un plano contraincendios si , pero de que serviu ? anos e anos de incendios,millóns investidos en tecnoloxia, e o peor de todos o primeiro ano que deixaron eles de governar ven a pior vaga de lumes da historia, vaia que casualidades ten a vida.

saúdos.