viernes, 20 de julio de 2007

Buena suerte señor Piqué



La sorpresa política del día ha sido la dimisión de Josep Piqué como presidente del Pp de Cataluña. Me gustaría resaltar la calidad de esta persona como político, quien participó en el gran respeto que se le dio a nuestro país en las relaciones internacionales siendo él ministro de asuntos exteriores. Sin duda alguna esto posibilitará la renovación del partido en Cataluña, pero por el contrario, los catalanes y los españoles pierden a uno de los mejores políticos en activo.

Puedo decir que he tenido la buena suerte de poder disfrutar de su gran capacidad oratoria en un mitin que se realizó en Portonovo-Sanxenxo durante la campaña electoral para las elecciones autonómicas de 2005, (en las que el Pp se quedó a un 0´3% de la mayoría absoluta), en cuyo mitin se pudo escuchar también a un magnífico Telmo Martín, que llegó a las bases y al público de una forma admirable, al igual que el ex-conselleiro López Veiga. Sí, se podría decir que ese día tuve la buena suerte de asistir a un espléndido mitin. El Pp y Cataluña pierden a uno de los políticos más razonables y centristas que tenían, su discurso conectaba con el pueblo, por lo que se ganó el título de hombre para el pueblo; sin lugar a dudas hubiera sido un gran President de la Generalitat.

Al igual que Telmo dijo en Portonovo, BUENA SUERTE AMIGO JOSEP.

2 comentarios:

Fernán Carrera Outón dijo...

Hola,

Aquí creo que hay varias cosas que hay que tener en cuenta y varias consecuencias que prever:

En primer lugar el porqué de este suceso. El ala dura del PP (léase Acebes & Company)ha propiciado esto. Evidentemente lo habrán hecho de buena fe y esperando que el sector más conservador catalán vote de una vez por todas. Este plan tiene un problema, ¿cuántos catalanes hay en este sector?.
Estamos ante una duda y ante un posible problema, el que no haya muchos.
Por otra parte una cosa si es segura: volverán a perder otro 20% (o más) de los votos de los centristas que dejarán de votar al PP.
Creo más que nunca que la dirección nacional del PP (con el consentimiento o no del Presidente) ha decidido apostar por una campaña arriesgada (ley electoral, partido más conservador en Cataluña...)que puede tener varias consecuencias:
1.Arrasar en las generales gracias al voto más conservador y a los que ven en la reforma de la ley electoral una salida a esta democracia no es democrática.
2.Ser muy castigados por el PSOE y que sus acusaciones calen en los ciudadanos. Esto sólo trae una consecuencia: mayoría absoluta para ZP.

Esto hasta hoy, veremos después del verano los fichajes más centristas...

Anónimo dijo...

La sociedad catalana es en su mayoría conservadora, existe una gran clase 'burguesa' (siguiendo la denominación tradicional), ahora bien de corte nacionalista. El reto del PP en Cataluña no es tanto ocupar una posición más centrista sino más localista, intentar encajar el nacionalismo catalán dentro del español tal como el socialismo se encajó antes dentro de esta sociedad burguesa. El actual candidato ya era el portavoz del PP con Piqué, así su objetivo no debe ser derivar hacia posturas más centristas sino al respeto del sentimiento catalanista y a darle cabida dentro del régimen constitucional actual (en cierta medida se lo dejan fácil ya que se ha aprobado el estatuto en estos términos).

PD: Cataluña es mayoritariamente conservadora contra lo que se suele decir, CIU + PP tienen más votos que tradicionales que el resto. (excepto en las últimas).

Un abrazo.