lunes, 14 de enero de 2008

El Campillo ya no "enrolla" al gobierno



Pronto se cumplirá el aniversario del "comienzo de las reformas en el Campillo", pongo esto último entre comillas para decir ahora su verdadero fin "comienzo de las reformas para echar a los chavales del Campillo".

Todos nos acordamos perfectamente de aquellas asociaciones de vecinos que, de manera legítima, reclamaron el traslado del Botellón a otro sitio, lo que entiendo poniéndome en su "pellejo".

Al mismo tiempo en que los dirigentes de las asociaciones como Verísimo Pazos, Pilar Lavía, etc... comenzaban sus protestas, surgió por parte del gobierno municipal una iniciativa de diálogo con asociaciones juveniles y con las diferentes organizaciones políticas juveniles de la ciudad (algunos tuvimos el honor de poder estar en alguna) para encontrar puntos en común y hablar sobre las diferencias.

Algunos dejamos claro que esperábamos que la iniciativa no surgiese para intentar callar a personas ya mencionadas supra y que fuese un verdadero intento de dialogar y tratar este tema y solucionarlo. Algún concejal aseguró "que non se movía por reaccións sociais de ningunha asociación", yo reconozco que creí que sus intenciones eran buenas, pero ya perdí la inocencia con este asunto.

Meses después, el asunto del Botellón en Pontevedra vuelve a pertenecer a la memoria colectiva de los libros de historia. En los medios ya no se ha vuelto a tratar la promesa de traslado por parte del gobierno municipal, lo que se entiende porque las asociaciones parecen haber silenciado su desesperación ante las reiteradas promesas de tratar el tema hasta sus últimas consecuencias... que fue tratado pero por lo que ya sabíamos, para callar a esas personas que molestaban.

Ahora, la falta de responsabilidad y compromiso político han propiciado que la situación sea mucho peor para los pontevedreses y para los jóvenes. En víspera de que no habrá soluciones en un corto período de tiempo, el botellón se ha expandido a otros puntos de la ciudad, como Mugartegui, S.Bartolomé o la Alameda...

Es triste que lo que intentó ser una solución se haya convertido en un problema, y esto es grave para una ciudad, que ahora el problema es triple: traslado del Campillo, erradicar los otros puntos y acabar las reformas del entorno de S.María.
Haber ahora cómo se arregla...

(Firmad con lo que penséis al respecto).

Post relacionado:
http://www.jorgecubela.blogspot.com/2007/10/botellones-pontevedreses.html

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen articulo. pero... NO NOS MOVERAN! A pesar de todas las obras existentes el campillo y alrededores sigue albergando gente, aguantando el barro, las piedras y los numeosos agujeros que existen a lo largo del campillo. Yo, sigo estando en el campillo, m mancho, iso y me hundoen toda la "mierda" que hay asi como en los agujeros... Asi que ya pueden ir arreglandolo... que se manchan los tenis a sako.

David Fernández

Anónimo dijo...

Comparto, con resignación, las palabras de mi gran amigo Jorge Cubela. Lo que está pasando con el campillo y el botellón en pontevedra es un desastre, es muestra de la poca coordinación y la mala gestión que tiene el alcalde asi como el partido al que lidera. Lo que ha provocado con las obras del campillo, es que parte de la gente decide reunirse con sus amigos y hacer botellón, en otros lugares importantes de la ciudad y más céntricos, provocando la multiplicación del problema(es que de verdad que no piensa)...pero la otra parte de la gente...pues nada, días que se suponen que son de fiesta, para pasarlo bien y ponerte tu mejor "modelito"; tienen que pasarlo saltando bloques inmensos de cemento, sorteando vallas o incluso andando por encima de tablas...y todo para que?...
Pocas cosas le tiene que agradecer Pontevedra a Lores!!
Me despido proponiendo a la gente movilizaciones contra esto!!
Un cordial saludo!

Pablo Balea

La peña chunga dijo...

Aún por encima de todo esto coleguillas míos es que la pañoca visita más este centro histórico botellonero, sintiéndonos amenazados con su presencia en variadas ocasiones.

Jefotes... en nuestras manos está invertir el problema.

Fumemos unos petas, hagamos botellón y vayamos con los desperdicios por la calle, que así fijo que espavilan los mataos del ayunta.

Un abrazo tronco.

(lo hice con este lenguaje vulgar Jorge xq sabes que yo pipeo, jaja).

Tevye dijo...

Pois eu, independentemente de gobernos, partidos e demais, penso que o fenómeno do botellón, máis alá de ser reflexo da mala xestión dos gobernos, é reflexo da decadencia social que vivimos.

Jorge Cubela dijo...

Unha cousa é o botellón sí ou botellón non, e outra cousa é enganar á sociedade sobre posibles traslados... un goberno ten que ser responsable, non ser convencionalista.

tevye dijo...

Realmente é un engano?
É sinxelo trasladar un fenómeno como o botellón?
É por non terse dado ese traslado polo que o botellón se estendeu a outras zonas?
Que non se teña cumprido unha promesa é síntoma claro de que non se vaia cumprir?
Que neste momento non se dea diálogo entre goberno e asociacións é síntoma claro de que non se está tendo en consideración?

Creo que o artigo parte de bastantes a priorismos, e iso si é convencionalista.

Saúdos.

Jorge Cubela dijo...

Os priorismos teñen unha diferencia entre un artigo de opinión e unhas promesas ben claras.

O goberno de Pontevedra sacou á luz este tema xusto cando se produxo o debate nos medios de comunicación e no mesmo momento en que as asociacións de veciños comezaron as súas denuncias publicamente, salpicando directamente a xestión neste tema do concello.

Se o PP ou o PSOE fixesen o mesmo neste tema eu diría o mesmo ao respecto, pero a diferencia é que o goberno fixo unha promesa de tratar o tema e agora está olvidado, e 4 meses é moito tempo para que haxa unha intención clara de solución.

As promesas incumplidas ante asociacións e representates xuvenís son unha irresponsabilidade política e unha falla de compromiso moral coa cidadanía (porque penso que a moral ten que estar ligada á política, senón estariamos nun estado de "apatía" diario).

Creo que na parte de que o botellón se extendeu a outras zonas fago referencia a que foi unha grave consecuencia de iniciar as reformas no entorno do Campillo para logo paralizalas, xa que moitos xóvenes ante a lamentable situación do entorno optaron por achegarse a outros lugares do casco histórico e da cidade, co que o problema agora é tripe.

Penso que priorismos no artigo ningún, realidades todas.

Encantado de que me comentes Tevye.
Un saúdo.

tevye dijo...

Bueno, primeiro unha fe de erratas, na miña última entrada nesta liña de debate escribin "a priorismos", e realmente debería de ter escrito "apriorismos".

Ben, tal vez me pasei co de apriorismos, pero aínda así, creo que se ti cres que en 4 meses pódese darlle solución (incluso achar unha) para un problema social como o botellón non perdiches a inocencia da que falas no artigo inicial.

Falaches de moral, e eu creo que en todo este problema, a parte inmoral é o propio botellón, non as actuacións gobernamentais. Pero ben, así é a xuventude hispana. Hai uns anos os mozos franceses saían a rúa con grande balbordo por unha lei universitaria que claramente dun xeito discriminatorio; mentres, a mocidade hispana saía a rúa porque se pretendía ilegalizar o botellón. Aquí pénsase co estómago, e cada quen pode facer a gana co seu fígado, pero non sei ata qué punto iso é responsabilidade dos gobernos que haxa. Supoño que dentro do termo moral tamén vai a propia moral d@s moz@s que acuden ao botellón e que se pasan por onde todos sabemos os dereitos dos veciños que tentan durmir nas súas casas.

Xa imaxinaba que se gobernase PP ou PSOE tamén dirías o mesmo; considérote bastante imparcial. Aínda así, eu creo, sinceramente, que a culpa do botellón non é dos gobernos. E a súa solución non é cousa duns meses, nin dunhas obriñas nun parque.

Saúdos.

Jorge Cubela dijo...

Tevye... creo que confundes a idea que quero transmitir no texto.

Eu non falo de botellón sí ou non, senón das consecuencias que trouxo que o goberno pretendese trasladalo e logo deixar o tema no armario, que é o que está ocorrendo.

Nas declaracións que eu fixera defendín unha solución que beneficiase tanto aos veciños e aos xóvenes, aínda que poida ser utópico.

No referentes ás movilizacións en Francia estou contigo, demostraron unha responsabilidade enorme defendendo os seus intereses comúns, pero en España non creo que iso ocorrese de maneira obxectiva, moitos só saben responder ás convocatorias dos seus partidos.

Espero que se solucione un problema moi importante que está acontecer en Pontevedra, porque agora hai máis dun punto de botellóns.

Ginebra dijo...

Buaaa, la falta de responsabilidad es de la gentuza que se pone hacer botellón incluso en las propias Obras. Que ensucian toda la ciudad y el medio ambiente. La falta de responsabilidad es de la propia gente que hace ese botellón. Hace años sobre todo en la década ochentera el botellón era para reunirse los amigos, y escuchar la música que no ponen en los pubs. Era minoritario y ahora se ha convertido en una jaula de porreros, alcohólicos y peleas callejeras. Con excepciones, esto está claro.

Yo, tampoco lo pondría en el Recinto ferial. ¿Para qué vayan al bosquecillo y lo fastidien todo? (el bosquecillo es como le llamo yo, a lo de las estatuas, todo el paseo etc), jeje.

Por mucho que se traslade eso, seguirá igual. Porque la falta de responsabilidad es de las propias personas que hacen el botellón. Y la gente poca conciencia tiene frente a la idea ecológica o medio ambiental.

Yo lo prohibiría y a fastidiarse todo el mundo, muahahaha. Es broma. Aunque es el único Estado que lo hace u.u

Es un tema muy relativo. Si lo van a trasladar pues que tomen medidas cautelares o algo para que no se ensucie tanto o no haya tanta pelea de niñatos mal críados o lo que fuere.

Saludos yoryín.

Herencia y Orgullo. Salve Evropa!

Ginebra dijo...

No nos olvidemos que hay Obras que LAS PAGAMOS CON NUESTROS IMPUESTOS xDDDD

Ginebra dijo...

Por cierto, en la zona de O Vao se pueden hacer Casas para la Juventud y así poder beneficiar a la música con locales de ensayo incluso alguna Sala buena como la Capitol de Santiago que algo es algo. Y para otros temas culturales, históricos, sociales... De todo. La distancia es buena, se puede ir andando y disfrutar de un gran paseo si se plantea bien. Yo me ofrezco a plantear un proyecto y que nadie me copie lo que estoy diciendo ahora que me entero, eh? :-P

Jaja.

Anónimo dijo...

En referencia a tu frase final:
Se dice "a ver", no "haber" !

Anónimo dijo...

Ginebra, tú no has estado en tu vida en los botellones de los 80, eran como ahora y mucho peores en cuánto a drogas , así que menos camelos.


besitos.