martes, 8 de enero de 2008

La playa de Beluso




El pasado día 6, último día de Navidades, fui a pasar la tarde a Beluso, en el concello de Bueu.

Por diversos motivos, son bastante fuertes los vínculos que me unen a esta zona del morrazo desde muy pequeño. Y desde muy pequeño he visto los cambios desarrollados en esta zona.

La conocida playa de Beluso siempre es un sitio de asiduo paso de los veraneantes y de las familias que después de comer en las marisquerías y sitios de tapeo de la zona optan por relajarse durante toda la tarde en la playa.

Este es el aspecto que presentaba la playa este domingo. Como se ve, el estado de conservación, cuidado y mantenimiento de la playa por parte del concello es no sólo deficiente, sino lamentable. Cristales, latas, algas, ruedas... y se notaba que estaban ahí desde hace mucho tiempo.

Aunque sea invierno lo mínimo es que se limpie y se acondicione su uso para que la gente pueda disfrutar del paisaje y pasear.

No es una playa de grandes dimensiones, ni reúne unos requisitos para que reciba un tratamiento de mantenimiento difícil y, con estas facilidades, no hay ni una mínima voluntad por lo que se ve de darle una imagen limpia y acondicionada.

Sigo los medios de comunicación con mucho interés y creo que puedo decir que el caso no es que no asombre al gobierno, es que parece que ni asombra a la oposición.
Por eso lo de los partidos políticos en cada ayuntamiento es un mundo.
Si esto pasase en Poio, el gobierno sudaría con las notas de prensa de la oposición.


Ahora mismo, esta es una gran zona de marisqueo y, por lo tanto, una zona de drisfrute grastronómico, que es un atractivo sector turístico, con lo que la zona si el ayuntamiento pusiese voluntad y gestión podría estar perfectamente explotada y dinamizada.

1 comentario:

Ginebra dijo...

Es patético igual de patético son los campos de golf aunque estén limpios y se vean perfectos, aparte son solo para unos/as pocos/as. Destruyen las montañas igual que edificar a lo bestia en ellas. También es patético la suciedad de las ciudad e incluso como deja todo la gente al hacer el botellón entre muchas cosas más. Mis amistades germanas vinieron aquí y quedaron KO, sobre todo con ENCE, su olor y su posición. En Germania no está permitido. También me lo dijeron escandinavos, japoneses y escoceses con otros muchos temas. Es que tengo amistades en muchos lugares aparte de familia, jeje. En fin, eche o que hai. Como digo muchas veces "Spain is different" y cada vez estoy más convencida de ello y a peor.

El día de mañana no tendremos bosques, la Naturaleza nos castigará y yo me reiré porque ya lo veía venir y lo iba avisando. Digamos que no me sorprenderá ;-)

¡Herencia y Orgullo!

Besos.